El castillo de papel

El torreón era tan alto que parecía arañar las nubes y tenía cientos de habitaciones. Lo sé porque lo había construido yo mismo. Las había decorado todas con mucho mimo y no había dos iguales. Eso sí, todos los muebles eran del blanco más puro y las lámparas de araña iban a juego. Me encantaba […]

Leer más El castillo de papel